¿Por qué un Mediador de Seguros?

Un hombre caminaba como cada noche por las oscuras calles llevando una lámpara de aceite encendida.

 

La ciudad era muy oscura en las noches sin luna como aquella.

 

En determinado momento, se encuentra con un amigo.

 

El amigo lo mira y de pronto lo reconoce, es el ciego del pueblo.

 

Entonces, le dice:

¿Qué haces tú, que estás ciego, con una lámpara en la mano? Si tú no ves...

 

El ciego le responde:

 

Yo no llevo la lámpara para ver mi camino.

 

Yo conozco la oscuridad de las calles de memoria.

 

Llevo la luz para que otros encuentren su camino cuando me vean a mí…

 

No solo es importante la luz que me sirve a mí, sino también la que yo uso para que otros puedan también servirse de ella.

 

Cada uno de nosotros puede alumbrar el camino para uno mismo, pero, sobre todo, para poder guiar a otros, aunque aparentemente crean que no lo necesitan.

Es fácil caer en el error de que todas las pólizas son iguales, sin embargo, año tras año, las reclamaciones contra las aseguradoras en la Dirección General de Seguros superan el 80% en lo que se refiere a la comprensión y entendimiento de las coberturas contratadas y su aplicación, de esto se desprende que contratar una póliza de seguro no es tan fácil como parece.

Contratar un seguro es mucho más que comparar el precio.

¿Por qué ARC Insurance Broker?

Un soldado, al término de la batalla, una vez recuperada la serenidad buscó a su gran amigo.

 

Tras un buen rato de búsqueda se percató de que no estaba y le invadió la angustia.

 

"Mi amigo no ha regresado del campo de batalla, Señor."

 

Solicito permiso para ir a buscarlo - dijo el soldado a su teniente.

 

"Permiso denegado" - replicó el oficial.

"No quiero que arriesgue usted su vida por un hombre que probablemente ha muerto".

 

El soldado, haciendo caso omiso de la prohibición, salió a buscarlo.

 

Una hora más tarde regresó mortalmente herido, transportando el cadáver de su amigo.

 

El oficial estaba furioso: "Ya le dije yo... que había muerto".

 

Dígame, ¿merecía la pena ir allí para traer un cadáver?

 

Y el soldado, moribundo, respondió: ¡Claro que sí, Señor!

Cuando lo encontré, todavía estaba vivo, agarró mi mano y, mirándome a los ojos, pudo decirme:

 

"Estaba seguro de que vendrías..."

Nuestra filosofía es clara, todos dependemos de todos, por este motivo en ARC Insurance Broker le aseguramos a usted y a los suyos como si de nosotros mismos se tratase y aseguramos sus bienes como si fueran los nuestros porque, sinceramente, nuestro futuro y nuestra razón de ser depende de su confianza en nosotros y de su bienestar, o lo que es lo mismo, dependemos de usted.

No queremos ser solo tu Mediador, queremos ser tu socio en la vida.

ARC, el seguro solidario

A dos grupos de personas se les preguntó: ¿Qué es la riqueza?

 

El primer grupo contestó:

- Arquitecto: tener proyectos que me permitan ganar mucho dinero.

- Ingeniero: desarrollar sistemas que sean útiles y muy bien pagados.

- Abogado: tener muchos casos que dejen buenas ganancias y tener un BMW.

- Médico: tener muchos pacientes y poder comprar una casa grande y bonita.

- Gerente: tener la empresa en niveles de ganancia altos y crecientes.

- Atleta: ganar fama y reconocimiento mundial, para estar bien pagado.

 

El segundo grupo contestó:

- Persona con enfermedad rara: recibir un tratamiento que me cure.

- Ciego: ver la luz del sol y a la gente que quiero.

- Sordo: escuchar el sonido del viento y cuando me hablan.

- Mudo: poder decir a mi familia cuánto la amo.

- Inválido: correr en una mañana soleada.

- Persona con una enfermedad terminal: poder vivir un día más.

- Huérfano: poder tener a mi madre, mi padre, mis hermanos, a mi familia.

 

No midas tu riqueza por el dinero que tienes, sino por la utilidad que le puedes dar, muchos necesitan ayuda y muchos podemos ayudar.

En ARC Insurance Broker, nos sentimos especialmente sensibilizados con los más desfavorecidos y con aquellos a los que las Instituciones Públicas y Administración Central no prestan la debida atención. Gracias a la confianza de nuestros asegurados, podemos realizar constantes donaciones a distintas Asociaciones que luchan por los más desfavorecidos.

A cualquiera de nosotros nos podría pasar y querríamos que nos ayudasen.